Política | Vox | Pedro Sánchez | España

La marcha de Vox terminó con un atasco que incumple las medidas sanitarias

La Caravana de la Libertad convocada por Vox en la capital de España para pedir la dimisión de Pedro Sánchez ha provocado un monumental atasco

Como era previsible, la Caravana de la Libertad convocada por Vox en la capital de España para pedir la dimisión de Pedro Sánchez ha provocado un monumental atasco. La Delegación del Gobierno ha estimado en 6.000 el número de vehículos (18.000 manifestantes a tres ocupantes de media), pero este cálculo se refiere solo a la zona autorizada, cuya capacidad máxima era de 2.820 turismos, sin contar todos los que se quedaron fuera.

Desde una hora antes del inicio de la marcha contra Pedro Sánchez, los coches se agolpaban en la Plaza de Cibeles. A la hora prevista para ponerse en marcha, una señora avisaba: “Ya está atascada la calle Serrano, de aquí no nos movemos un metro”. En efecto, desde el principio hasta el final del trayecto autorizado por la Delegación del Gobierno (1,5 kilómetros) era ya un tapón.

Vox 3.jpeg
La marcha de Vox en Madrid

La marcha de Vox en Madrid

En teoría, la concentración de Vox se había convocado a bordo de vehículos porque así se evitaba que la aglomeración de personas propicie un rebrote de la pandemia. Pero con más de 30 grados y a pleno sol sobre el asfalto no hay quien aguante dentro del coche. Así que la gente empezó a bajar de su vehículo y a charlar con el vecino, saltándose todas las medidas de seguridad. Los guardias municipales que había en la zona pedían a la gente que se pusiera mascarilla.

En la plaza de Colón, en lo alto de un autobús de dos pisos sin techo, pintado con lemas contra del Gobierno de Pedro Sánchez, iban los responsables de Vox: el presidente Santiago Abascal; el secretario general, Javier Ortega Smith; el portavoz palamentario, Iván Espinosa de los Monteros; la líder regional, Rocío Monasterio; y la secretaria general del grupo, Macarena Olona. A su lado, columnas de humo de colores se elevaban al cielo pintando la bandera de España.

Vox 2.jpg

Abascal hizo una arenga a sus seguidores trasmitida en directo por Esradio, la emisora de Federico de Jiménez Losantos, y El Toro TV, el canal oficioso del partido ultra. El líder de Vox arremetió contra el vicepresidente de España Pablo Iglesias, al que calificó de “nuevo comunista de coleta larga y entendimiento corto” y llamó a sus seguidores a “permanecer en la calle”, manteniendo las protestas diarias contra el Gobierno, pese a la amenaza de “multas ilegales”.

Dejá tu comentario