Actualidad | Vacuna | Coronavirus | China

La vacuna de China contra el coronavirus demostró ser segura y generar anticuerpos

Este primer experimento con la vacuna ofrece resultados prometedores, aunque el camino aún es largo para que lleguen a producirse masivamente.

La búsqueda de una vacuna que amortigüe los efectos del coronavirus comienza a dar sus primeros resultados. Un artículo publicado en la revista The Lancet, con todos los datos disponibles para su escrutinio por la comunidad científica, el equipo del Instituto de Biotecnología de Pekín y la compañía Cansino Biologics, en China, anunciaba los resultados de la primera vacuna de este país en ponerse en marcha.

Después de 28 días de ensayo con 108 voluntarios sanos, los resultados para combatir el coronavirus con esta vacuna parecen prometedores. Además de demostrar su seguridad, se observó que la vacuna generaba anticuerpos y linfocitos T en los voluntarios.

Vacuna China Coronavirus.jpg
Vacuna China contra el Coronavirus

Vacuna China contra el Coronavirus

El propósito de esta primera fase de ensayos en China es comprobar que la vacuna es segura y que los pacientes las toleran bien. Estos resultados no significan que ninguna de las dos vacunas vaya a proteger necesariamente frente al coronavirus. La líder del proyecto, Wei Chen, ha advertido de que “aún queda mucho camino para que esta vacuna esté disponible para todo el mundo”.

Desde abril, el equipo de China tiene en marcha una segunda fase de ensayos con unos 500 pacientes para afinar la dosis más adecuada para que esa respuesta inmune proteja contra la infección por SARS-CoV-2.

El virólogo Florian Krammer, del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, estimaba que alguna de las vacunas chinas podría completar esa última frase en otoño. En esta segunda fase del proyecto de China, se incluirán por primera vez participantes de más de 60 años, un grupo de especial interés por su susceptibilidad ante el coronavirus.

Hace cuatro días, a través de una nota de prensa, la compañía estadounidense Moderna anunciaba los resultados de una prueba con 45 voluntarios sanos.

Según el comunicado era “segura y bien tolerada” y generaba, al menos en ocho de los participantes, unos niveles anticuerpos capaces de neutralizar la infección similares o mayores que los que se encuentran en la sangre de pacientes que han superado el coronavirus.

Moderna quiere comenzar con el definitivo ensayo de fase III, el que probaría si la vacuna es útil para su empleo masivo, en verano

Dejá tu comentario